En la edición anterior tratamos el tema de ¿cómo enviar tu curriculum vitae por correo electrónico? 

En el que te indicamos los pasos para enviar tu CV correctamente  y que este sea recibido por la empresa.

Sin embargo, no es suficiente enviar tu CV sin una carta o texto de presentación que te ayude a sumar puntos a tu hoja de vida.

La página web mejorartucv.com destaca lo siguiente:

ASUNTO: Introduce en el asunto el mensaje requerido en la oferta de empleo, si se indica un número o referencia. En el caso de no pedirse nada o tratarse de auto candidatura, se debería escribir algo parecido a esto: “CV Nombre Apellido para el puesto de NOMBRE DEL PUESTO”.

Recuerda que no debes escribir el asunto en mayúsculas para evitar que se vea como SPAM. Solo con poner en mayúsculas el nombre del puesto captarás más la atención pues muy poca gente indica el puesto que desea.

Borra el RE: que muchas aparece al reenviar un email. Debes hacerle creer que es tu único email porque es la única empresa que te interesa.

CUERPO DEL EMAIL

Debe incluir la siguiente información:

Saludo previo (si lo conoces indica el nombre del  seleccionador). Si quieres saber te interesa leer el post: La diferencia entre “a quién corresponda” y “a la atención de…Presentación. Debes presentarte diciendo tunombre y apellidos. 

Motivo del email. Ya se trate de una oferta de empleo o por auto candidatura, hay que decir porque motivo le remitimos nuestro CV. Indicaremos la referencia o el nombre del puesto que nos interesa.Despedida, agradecimiento y solicitud de confirmaciónde recepción.Extensión: El cuerpo del email o correo electrónico  debe tenercomo máximo dos párrafos de tres o cuatro oraciones cada uno.

Firma. Casi nadie lo hace y es algo que demuestra atención a los detalles y transmite profesionalidad. Es muy fácil crear un pie de firma con tus datos personales (nombre, apellidos, teléfono y correo-e). También se puede añadir el enlace a Linkedin o a tu web o blog si los tienes.

 Adjunta el archivo. Puede parecer una tontería, pero a más de uno le ha pasado enviar el email sin los adjuntos que quería enviar. Hay programas de email que detectan palabras como CV o adjunto y te avisan antes de enviar el email de que quizá se te olvidó añadir algo, pero hay otros gestores de correo electrónico que no lo hacen.

Utiliza un formato que pueda abrirse y leerse, por ejemplo en América Latina lo que más se utiliza es el Word, pero aquí en España puedes encontrarte con empresas que utilizan programas compatibles y puede no abrirse tu archivo o que al abrirse se “rompa” el diseño, para evitarlo envíalo en PDF. Otro aspecto relevante es el nombre del archivo de tu CV.

Revisa la ortografía y gramática. Hay gestores de email que llevan incorporado un revisor para la ortografía y gramática pero otros no.

Es importante que revises cuidadosamente que no cometes ningún error. También al leerlo puedes comprobar la coherencia y claridad del mismo. Si puedes hacerlo lo ideal es que lo revise un amigo para contratar opiniones.

Escribe el email del destinatario

 Esta acción es la última que debes realizar ya que si hacer primero las otras y lo compruebas todo evitarás dejarte el archivo por adjuntar o que se envíe el correo a medio escribir.

Otras recomendaciones

Usar cuentas de correo electrónico gratuitas que no envíen publicidad en tus mensajes. Google por ejemplo sería una buena opción. Y recuerda que lo más apropiado es que crees un email del tiponombreapellidos@servidor.com.

  • No es lo habitual, pero en alguna ocasión ha pasado que la respuesta de la empresa va a la bandeja de SPAM. Para evitarlo incluye la dirección de email de la empresa en tus contactos.
  • No copies la carta de presentación en el cuerpo del correo, no tiene sentido esa duplicidad, además muchas veces no se lee el cuerpo del correo, se “escanea” y al detectar palabras como CV, carta de presentación, adjunto… se descargan directamente los adjuntos sin terminar de leer el correo, sobre todo si se está a punto de cerrar la recepción de currículums y quieres leerlo por si es interesante.
  • ¿Has oído hablar de la “técnica de la imitación“? Puedes aplicarla en el texto del email, fíjate en las palabras usadas para describir la oferta y el tipo de lenguaje que utilizan en su página web. Esto te indicará que tipo de lenguaje se estila (formal, coloquial…) y podrás incluir palabras o frases suyas. Si la persona lee algo que ella previamente ha escrito, su cerebro lo reconoce como suyo y le presta mayor atención.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *