En el artículo anterior hablamos sobre cómo comenzar nuestra búsqueda laboral, de la importancia en planificar dicha búsqueda, de cómo confeccionar su currículum, y que una vez definidos esos pasos, hay que continuar en definir los canales a los que se quiere hacer llegar este valioso documento.

Importante es que sepamos que hay muchos canales para colocar nuestro CV, aunque generalmente se cae en el error de acudir a uno o dos, por lo cual, terminamos desalentándonos rápidamente si en ellos no se encuentran posibilidades. Debemos tener en cuenta las diversas opciones, mientras más canales consideremos, mayores serán las posibilidades de éxito en nuestra búsqueda laboral.

 

En ésta y en futuras ediciones hablaremos de los distintos canales y de algunos consejos a tener en cuenta al momento de utilizarlos.

 

 

Los canales de distribución más utilizados son: anuncios o avisos clasificados, red de contactos, consultoras, Internet: portales de empleo y redes profesionales, listado de empresas y otros que usted
considere sumar.

 

Red de Contactos

 

Los contactos directos son aquellas personas conocidas: colegas, excompañeros de trabajo, suplidores o amigos a quienes podemos acudir para hacer llega nuestro CV.

 

Si por ejemplo, usted tiene cinco contactos directos para entregar su CV, y a su vez esos cinco contactos reenvían el mismo a dos personas, su CV habrá llegado en total a 15 personas (5 contactos directos y 10 indirectos), y si a su vez esos contactos indirectos continúan remitiendo el CV, sus posibilidades de distribución incrementan.

 

La Red de Contactos se utiliza también cuando queremos hacer llegar nuestro CV a una empresa o rubro específico, pero al no tener conocidos directos debemos apoyarnos en dicha red, para de esa forma poder llegar a una persona determinada de esa empresa.

 

Anote los contactos directos que posea para armar su red de contactos y por consiguiente, los indirectos que de allí surjan. No descarte a nadie, pero aprenda a establecer prioridades a contactar.

Luego de esto, debemos ponernos en contacto con cada una de esas personas para hacer llegar nuestro CV, y si ellos pueden a su vez remitirlo a terceros o referirle el dato de ese contacto para que sea usted quien llame.

 

La mejor manera de sacar provecho a nuestra red es hacer buen marketing personal. Pero cuidado, al momento de contactar a los indirectos, debemos tomar en cuenta:

 

Ser claros y concisos al hablar. Recordemos que esa persona probablemente tenga poco tiempo.

 

Si el número de teléfono que tenemos es un celular, seamos cuidadosos con los horarios de las llamadas.

 

No llamemos a los teléfonos de la casas de las personas que queremos contactar. Aunque un referente nos haya dado ese dato, es preferible conseguir el número de la oficina o celular antes que llamarlo a su domicilio. A mucha gente no le gusta que invadan su espacio personal.

 

Recuerde que estamos realizando un contacto profesional con esa persona, tratemos de mostrar que podemos serles útiles y que nos digan que sí sin apelar a la lástima, pero tampoco seamos orgullosos.

 

UN SECRETO… En lo posible veamos la manera de transmitirle a nuestros contactos indirectos la siguiente información: “Mi nombre es …. obtuve su número telefónico por referencia de …. Lo contacto dado que en los últimos años he estado desarrollándome profesionalmente en … en las empresas … por lo que creo que puedo serle útil en …, y quisiera ver la posibilidad de hacerle llegar mi currículum para su evaluación o ver la posibilidad de coordinar una entrevista con usted”. Luego de esta conversación veremos como esta la charla se irá encauzando sola, y que lograremos algunos de los dos objetivos: que reciban nuestro CV o mejor aún, la posibilidad de entrevista.

 

 

FLORENCIA ARENAS Consultora RRHH

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.